Control antidoping

Bien, tras ver los resultados de determinados jugadores con respecto al resto, me he planteado seriamente estudiar el tema. Aun recuerdo a Javi el año pasado fallando goles, desmoralizado, deprimido... Pero lo veo este año y digo... este no es el Javi que conocía, si hasta juega bien (jajajajajaja) y claro me ha dado algo en lo que pensar, junto con él Juanma y Andrés parecen claros sospechocos de una red de estupefacientes que incrementa el rendimiento deportivo.
Sin echarme atrás en mi teoría, le robé (sin que lo supiera) a Javi, ciertas pastillitas que toma antes de los partidos (sospechosamente) y para comprobar su resultado utilicé un sujeto de pruebas perfecto para el caso... mi perro :)

Os pongo en antecedentes, eso de que a los perros hay que sacarlos a las 8 de la mañana es un mito, mi perro se levanta a las 11 como MUY temprano, normalmente cuando yo salgo de casa a las 8:30 de la mañana, el me mira con cara de superioridad como diciendo "aaay que agusto se está en la cama" y ya le puedes decir misa que hasta las 11 no se mueve de ahí. Para que podais verlo mejor, este es su estado habitual a lo largo del día:



Bien, una vez sentados en antecedentes y con un perro que se mueve menos que una tortuga con ciática empezamos el experimento. Cogí una de las pastillitas de Javi, la dividí en 10 trozos y le di uno al perro para comprobar los efectos de 1/10 de lo que él se toma (sería el equivalente para el tamaño del animalico). Los efectos fueron los siguientes:



En fin después de esto sobran las palabras... sois unos drogatas y llamaré a la LNFS para que os controle ¬¬ esta tarde comprobaremos el rendimiento...

2 comentarios:

Javier dijo...

yo no me muevo tanto..que conste...

miguelon dijo...

vuelvo este miercoles señores, asi q llevar cuidado conmigo q vendre recuperado despues de estar dos semanas casi enfermo jeje! enga xicos nos vemos este miercoles pa exar la paxanguilla